domingo, 16 de noviembre de 2008

Interlineado, justificados y problemas...


El leading o interlineado define el espacio entre las líneas de texto y determina en gran parte su correcta lectura. Como regla general el interlineado deberá ser aproximadamente un 20% mayor que el tamaño de la fuente. Por ejemplo, para un texto de 10 puntos el leading debería ser de 12 puntos, pero siempre teniendo en cuenta que los requerimientos variarán según el texto y la fuente.

En el ejemplo pueden ver un texto compuesto en Times 14 con un interlineado de 12, 16 y 18 puntos. Pese a tener la misma longitud de texto, la densidad y legibilidad varían.





El tracking afecta al espaciado entre letras (set) o palabras y se utiliza para alterar la densidad visual del texto, actuando globalmente sobre toda la tipografía. Como regla general, cuanto más grande sea el cuerpo más apretado deberá ser el track. Un set uniforme nos proporcionará un color homogéneo del texto y una mayor legibilidad.

En el ejemplo, seguimos con Times 14 puntos y hemos variado el set en -10 en el primero, sin modificar en el segundo y +10 en el último. Aunque pueda parecerlo, el interlineado no ha sido modificado.




El kerning es similar al tracking sólo que se aplica a determinados pares de caracteres para mejorar su legibilidad. Tanto el track como el kern se miden en unidades relativas al tamaño en puntos de los caracteres. En las imprentas tradicionales, cada letra venía encuadrada en su cajetín por lo que al imprimirla dejaba una zona vacía a su alrededor.

En ocasiones coinciden dos letras que hacen que el espacio resulte excesivo para la correcta legibilidad. Usualmente deberemos corregir el kern cuando aparezcan juntas la T, A, V, I y la O, tal y como vemos en el ejemplo.




El texto puede alinearse de cuatro formas: a la izquierda, a la derecha, justificado y centrado. El alineado a la izquierda es el más natural y dado que las líneas terminan en diferentes puntos, hacen la lectura más legible, al contrario que la alineación a la derecha.

El texto justificado, es decir, alineado a derecha e izquierda, es estéticamente agradable siempre que el espacio entre letras y palabras sea uniforme y evitemos los típicos huecos llamados 'ríos'. Las alineación centrada otorga al texto una apariencia muy formal pero debe evitarse para textos largos.